No volverás a sufrir por las Diabetes animales.

No volverás a sufrir por las Diabetes animales.
¡Vota este post!

Las diabetes animales son mucho más frecuentes de lo que uno se piensa y su manejo es frustrante. Hoy te voy a ayudar.

Cuando uno se dedica a la veterinaria, muy frecuentemente hay que escuchar aquello de “¡anda! ¿y eso también lo padecen los animales?” Sí la diabetes como otras enfermedades es sufrida por animales.
Muchas de las enfermedades que padecemos nosotros también son sufridas por nuestras mascotas y muchas de ellas son igual de complicadas o más que las que sufrimos nosotros.
 
Hoy vamos a tratar el tema de la diabetes en los animales de compañía. Por supuesto que la padecen y es una enfermedad complicada y difícil de manejar, la cual requiere una implicación por parte de vosotros del 110%.
 
La diabetes es un inadecuado comportamiento de la regulación de la glucosa en sangre - Twittealo! , bien sea porque no se segrega insulina, o porque las células no la pueden usar. Esto hace que exista un nivel muy algo de “azúcar” en la sangre que puede tener como consecuencia alteraciones serias en el organismo de nuestras mascotas.
 
En casa vamos a ver que pueden estar más decaídos, o que pueden beber más y orinar más, con más apetito en ocasiones o que su pelo, sobre todo en los gatos, está sucio y descuidado. 
diabetes animales
 
Hay que tener en cuenta que sin un análisis de sangre no se puede diagnosticar una diabetes - Twittealo! y que después de haberla encontrado tendremos que ser muy estrictos para poderla controlar. Os tendréis que familiarizar con las tiras de orina, usar un glucómetro tomando sangre de su oreja o con el concepto de curva de glucosa, el paso inicial de toda terapia de control de la diabetes.
 
Cuando se está tratando, hay una serie de pautas que podéis cumplir ayudando así a mejorar su calidad de vida:
  1. Crear un diario del estado del paciente: nos ayuda a ver cómo pasa el tiempo dia a día y si va a ser necesario intervenir. Apuntar el apetito, la actividad, cuando se administra la insulina y los resultados de las pruebas es una herramienta muy importante para detectar si algo no anda bien.
  2. Controlar todos los días en orina la presencia de glucosa y cuerpos cetónicos. Si esta es negativa o si hay cuerpos cetónicos durante más de tres días hay que avisar al veterinario, algo está ocurriendo.
  3. La alimentación es fundamental. El paciente ha de comer siempre suficiente cantidad. Si no come o vomita tras haber puesto la insulina es algo serio por lo que hay que comunicarlo y poner remedio.
  4. La insulina hay que conservarla (frío) y aplicarla correctamente. Si esto falla podemos tener un problema de demasiada o demasiada poca insulina en el cuerpo. Inyectar en el subcutáneo es sencillo y  no hay estructuras vitales que se dañen.Nunca se ha de masajear la zona tras la inyección, puede afectar a la insulina.
Como siempre las pautas os la dará vuestro veterinario. Un adecuado manejo del paciente hará que no haya complicaciones ni sustos de última hora, por lo que su calidad de vida será mejor. 

Esto es interesante…


  • La salud tras la madurez de mi gato.

  • Obesidad en tus mascotas. Un problema gordo.

  • Un gato como mascota. Preguntas respondidas sobre sus cuidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.