Gatos y colonias felinas ¿Cómo gestionar una colonia?

¿Cómo gestionar una colonia de gatos?

Los gatos en la vida de las ciudades pueden llegar a suponer un inconveniente si su número se multiplica de forma excesiva o si la salud de su colonia no es la adecuada.

Este tipo de gatos que viven en colonias se denominan gatos ferales, que son gatos que viven en un entorno urbano pero que han vuelto a un estado de libertad - Twittealo! y a una condición menos dependiente del ser humano. No llegamos a considerarlo salvaje porque desarrollan su vida en un entorno humanizado y aún presentan dependencia hacia los humanos en mayor o menor medida.

Estos gatos ferales son animales acostumbrados a vivir en plena libertad y suelen rehuir el contacto estrecho con los humanos aunque esto no significa que sean agresivos o vayan a tratar de atacar a las personas. Suelen organizarse en grupos más o menos numerosos que denominamos colonias donde existe una jerarquía interna que las organiza.

Seguro que conocer más de un ejemplo en algún local abandonado, jardines con poco mantenimiento, solares urbanos, etc.

¿Cual es el problema?

El problema se suele presentar cuando se produce un crecimiento incontrolado - Twittealo! de los grupos de gatos. Esto hace que la presión de esta población sea muy grande y pueden comenzar a aparecer problemas para la salud de los gatos y para las condiciones higienicosanitarias del entorno.

Son constantes las fricciones entre las personas que viven en estos lugares y los gatos de la colonia, produciéndose en algunas ocasiones auténticos actos criminales contra los animales por parte de los humanos.

Además, los gatos que viven en estos entornos saben cómo buscarse la vida y comprender cuáles son las fuentes de las que obtener su comida, de forma que pueden recurrir fácilmente a residuos urbanos para alimentarse.

Si a todo esto sumamos la cara amable de las personas que comienzan a alimentarlos para evitar que pasen penurias sin tener claro un plan de futuro para esa colonia, el desastre está asegurado.

¿Qué se ha de hacer con una colonia de gatos?

Las respuestas no son sencillas, porque en función de a quién se pregunte puede tener una receta u otra para atender a una colonia de gatos.

Si, por supuesto, obviamos las más salvajes e ilegales que implican el sufrimiento y acabar con animales inocentes, nos siguen quedando varios problemas que resolver.

Por ello te comento cuáles son las claves para atender a una colonia felina - Twittealo!
1.-Responsabilidad:

colonia gato calleIntenta asociarte con personas que tengan tu misma sensibilidad hacia los gatos. Una muy buena idea que he visto por la calle es poner un cartel en la colonia donde expliques la situación y pongas un contacto donde puedan ayudarte.

Este es el punto fundamental porque si tomas la responsabilidad de velar por la colonia, el resto de personas no interferirán tanto en su manejo y evitarás que cada uno imponga sus soluciones.

2.-Alimentación:

Aunque la alimentación húmeda pueda parecer tentadora, procura que ésta sea seca. El alimento seco es más estable en condiciones de calle y es menos probable que sufra alteraciones que hagan que no sea apto para el consumo. Además es más económico y la dieta es mucho más equilibrada.

Evita que personas de buena fe los alimenten con restos de comida de su casa, eso genera suciedad, moscas, etc. que pueden ponerte en contra del resto de vecinos de la zona. Si controlas los desperdicios de comida te habrás anotado un buen tanto - Twittealo! en la tolerancia de la colonia en la zona.

Procura que no les falte el agua, sobre todo en verano.

3.- Limpieza

Aquí te recomiendo que todo el mundo que te pueda ayudar se impique. Manteniendo la zona limpia de deposiciones, ayudarás a las condiciones de salud de la colonia y evitarás olores y quejas de los vecinos. Éste es un punto fundamental.

4.- Condiciones de salud

No se acaba todo en darle de comer a los gatos. Las condiciones de salud son muy importantes por ello, los animales que veas que pueden estar enfermos deben de ser revisados en la consulta veterinaria.

Además, puedes organizar tus propias “campañas” de desparasitación. Con medicamentos muy económicos puedes ayudar a que la colonia esté más sana y haya menos riesgo de suponer un problema de salud pública. Como consejo, te recomiendo que esto lo hagas con comida húmeda y poniéndola en varios puntos, estando tu presente para controlar que uno a uno los gatos vayan teniendo acceso al medicamento.

5.- Asóciate
Siendo una asociación es la única forma de acceder a recursos públicos - Twittealo! que tu ayuntamiento pueda concederte. Además, al ser una asociación, el proceso será más transparente y esto hará que os miren con menos recelos.

6.- Planifica el futuro. Utiliza el método CES

No debes de pensar que la colonia va a permanecer así estable. Siempre habrá variaciones que se escaparán a tu control.

La mejor forma de asegurar un buen futuro a la colonia es mediante el control de la natalidad y esto se realiza mediante la esterilización de los adultos utilizando el denominado método CES, puesto de que este es el modo de asegurar que el crecimiento de la misma no se escapa a nuestro control y llega hasta un punto crítico e insostenible.

Si quieres saber más sobre el método CES y sus consideraciones, he escrito un artículo donde te cuento en qué consiste.

¿Por qué no se adoptan esos animales?

Como te he comentado al inicio del post, los gatos que forman parte de las colonias felinas se consideran gatos ferales, es decir, gatos que se han habituado a vivir en libertad.

La captura y adopción de estos animales no es la mejor opción, ya que esta alternativa genera un gran estrés a los animales al ser sacados de su hábitat y de su grupo social.

Los únicos animales que pertenecen a colonias que pueden adaptarse bien a una vida en cautividad serían los gatitos muy jóvenes, que pueden convivir en un entorno más doméstico y sin necesidad de estar en el exterior, aunque esto sigue dependiendo de muchos factores.

De este modo, la forma de combatir el problema que se produce con las colonias de gatos no es sacar a estos animales de la calle, sino permitirles vivir en el lugar que han elegido con unas buenas condiciones higiénicas.

 

Por todo lo que te he contado, si quieres ayudar a gatos de la calle, lo mejor es que lo hagas con una planificación seria y con un planteamiento de futuro.

Si tú conoces otras estrategias para ayudar a las colonias felinas puedes escribirlo en los comentarios y compartir este post para ayudar a otras personas a tomarse en serio la gestión de las colonias de gatos.

A continuación te dejo un vídeo muy interesante de una entrevista que realizamos en el canal de YouTube a una voluntaria que cuida de una colonia de gatos. Suscríbete si te gusta el vídeo:

Aquí tienes la historia de Chispa:

Esto es interesante…

  • leishmaniosis en perros chispa
    La leishmaniosis, Chispa y el amor de su familia
  • perro intoxicado
    Qué hacer si tu mascota se intoxica
  • miedo perro
    ¿Cómo puedes ayudar a tu perro si teme las tormentas?

Un comentario

  1. Pingback: Colonias Felinas ¿el método CES es la respuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *