5 consejos que te ayudan a viajar con tu gato.

5 consejos que te ayudan a viajar con tu gato.
¡Vota este post!
El estés en el transporte (y en la consulta) de un gato es uno de los inconvenientes que muchas familias encuentran a la hora de llevar a su felino al veterinario.
Es cierto que los gatos son animales con una especial percepción de la seguridad, necesitan un entorno conocido que ellos sientan como seguro. Donde si alguna agresión se pudiera producir, ellos supieran los refugios y las vías de escape. Posiblemente tu no te hayas percatado, pero tu gato ya ha analizado tu casa y conoce todos sus rincones a la perfección, al fin y al cabo, también es su hogar.
A todo esto sumamos que nuestros gatos no suelen salir de este entorno salvo para ir al veterinario, ese pérfido desconocido que los manipula, huele raro y les hace cosas no demasiado agradables.
Mezclando todos estos ingredientes, es normal que tu amigo felino no tenga especial simpatía por los transportines ni por el momento del desplazamiento en general.
Mi motivación en este post es la de acercarte algunos trucos que puedan ayudar a la experiencia de tu gato en el transporte y en el encuentro con esa “prisión” que le conduce al veterinario.
Por supuesto, yo como veterinario, te aconsejo que traigas a tu gato al menos una vez al año a la consulta, aunque esté sano, para ponernos al día con sus vacunas y asegurarnos que todo está en prefecto estado.

Vamos a hacer sencillo el uso del transportín en 5 consejos:

  • Consejo 1. Integra el transportín en tu casa: 

No permitas que el transportín sea una cárcel. Tu felino debe percibir el transportín como un elemento más en casa - Twittealo! , por ello lo debes de dejar montado en su entorno, con una cama en su interior, para que tu gato pueda disfrutar de él en momentos relajados como el sueño.

¿No lo hiciste cuando era pequeño? No te preocupes, comienza a reintroducirlo,  ver qué suerte tienes. Yo te recomiendo que pruebes a dejar comida en su interior, así aumentará el interés de tu mascota por él.

  • Consejo 2. Hazlo cómodo y confortable:

Antes de partir, asegúrate que dentro dispones de una cama o mantita, que permita que tu gato se sienta mejor. Si es necesario imprégnala con feromonas felinas. Éstas harán que aumente su seguridad. Si a tu gato le funciona la hierba gatera, prueba a dejarle su juguete de Catnip en el interior del transportín - Twittealo! .

  • Consejo 3. Conoce a tu gato:

Debes de saber si tu gato es muy curioso o no. Existen gatos que prefieren ver el mundo e ir descubiertos, así como otros más tímidos que prefieren que permanecer ocultos en su viaje. Si conoces a tu gato sabrás si has de cubrir su transportín o no.

  • Consejo 4. Comienza realizando viajes cortos:
Puedes probar a desplazar a tu gato en viajes cortos con mismo origen y destino - Twittealo! (vuestro hogar), de este modo puedes ayudar a que no tenga problemas en el futuro.

  • Consejo 5. Evita “turbulencias”:

A nadie nos gustan los viajes movidos. Asegura el transportín de tu gato debidamente - Twittealo! , los movimientos bruscos los asustan y debes evitarlos.

Recuerda que es obligatorio que identifiques debidamente a tu mascota, con su microchip. Ante cualquier desplazamiento siempre debemos saber que si nuestro pequeño escapista logra su objetivo, podremos identificarlo y localizar a sus propietarios para que vuelva sano y salvo a casa.

Foto: Gato encerrado II de  isaac s. ego: https://www.flickr.com/photos/aisack/25764291

Esto es interesante…


  • Un gato como mascota. Preguntas respondidas sobre sus cuidados.

  • Areneros felinos: Arenas y excusados.

  • Los gatos, esos grandes olvidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.