Los secretos de la cojera en perros pequeños. Miramos su rótula

Los secretos de la cojera en perros pequeños. Miramos su rótula
¡Vota este post!

La rótula: un hueso pequeño pero muy implicado en el movimiento de la rodilla.

Muchas veces cuando los perros van caminando puede producirse la luxación de la rótula por un instante… ¿Qué consecuencias tiene?… Te cuento una historia:

Ese “sexy” caminar que lleva nuestro perro cuando… ¡ups! cojea por un instante, volviendo a su paso después

¿Te ha pasado?

Muchas veces nuestros perritos, sobre todos los de razas pequeñas tienen cojeras intermitentes, no que se prolongan durante un rato, sino en un periodo más corto, en un solo paso. Si tu pequeño lo padece, debemos explorarlo.

La rótula es un huesito que se encuentra en la rodilla y que se mueve cuando la movemos - Twittealo!  y la mueven. Este hueso se desliza por un canal que forma el fémur, el primer hueso de la pierna.

Los perros que suelen padecer luxación de rótula son de razas pequeñas  - Twittealo!

En muchas ocasiones, en estos perritos de razas pequeñas y jóvenes el hueso se desliza fuera del surco del fémur, provocando que el animal cojee hasta que vuelva a su sitio.Yorkshire_Terrier-Luxacion-Rotula-Rodilla-Patella-Patelar-Cojera-Pierna-Pata

Muchas veces tú solo vas a ver que tu perrito cojea cuando corre, pasando en un breve espacio de tiempo de apoyar las cuatro patas a solo tres. Por ello, los cambios son sutiles y pueden pasar desapercibidos o pensar que tiene poca importancia.

Como todos los problemas de articulaciones cuanto antes se actúe mejor, ya que evitamos que se produzca una artrosis acusada.

Grados de la enfermedad de la rótula:

Hay cuatro grados de enfermedad, en función de si la luxación es permanente o no:

  1. Grado I: el más leve. Lo normal es que se de cuenta el peluquero o el veterinario antes que el propietario. La rótula se puede luxar (sacar de su surco) manualmente pero se puede volver a introducir. No ocurre de forma natural.
  2. Grado II: la rótula se sale del surco de forma natural pero se puede introducir manualmente o naturalmente cuando el perro vuelve a extender la extremidad.
  3. Grado III: la rótula se sale del surco y está más tiempo fuera que dentro, aunque puede volverse a introducir manualmente.
  4. Grado IV: la rótula no se puede reintroducir.

En función de en qué grado estemos tendremos que hacer una cosa u otra, aunque la mejor opción es la cirugía para evitar que la enfermedad progrese.

El tratamiento posterior: antiinflamatorios que bajen el dolor de la articulación y compuestos protectores del cartílago de la articulación. Muchas veces la fisioterapia va a ayudar enormemente a que se refuerce la musculatura y que el dolor disminuya. Ante todo sigue siempre los consejos del traumatólogo, que es el que puede aconsejarte mejor en cada caso.

¿Qué te ha parecido? ¿conoces algún perrito con este problema? Aconséjale ir al veterinario, ¡hay solución!

Esto es interesante…


  • Obesidad en tus mascotas. Un problema gordo.

  • ¿En qué debemos de pensar a la hora de adoptar…
  • totoro el gato gorodo
    Totoro, el gato que lucha contra la obesidad -Nuevo vídeo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.