Peritonitis infecciosa felina. ¡Responde tus dudas!

Peritonitis infecciosa felina. ¡Responde tus dudas!
5 (100%) 1 voto

La Peritonitis Infecciosa Felina forma parte de todo ese grupo de enfermedades víricas que afectan al gato. Si no sabes nada sobre ella o si quieres saber más en este post te voy a informar punto por punto de sus principales aspectos.

¿Qué es una peritonitis?

Una peritonitis es una inflamación del peritoneo. El peritoneo es la capa interna de la pared abdominal, donde se encuentran la mayoría de los órganos internos  abdominales. Como te contaré más adelante, en el caso de la Peritonitis Infecciosa Felina (PIF) no sólo se puede afectar esta parte del organismo.

¿Qué es la Peritonitis Infecciosa Felina?

Es una enfermedad infecciosa y mortal que afecta al gato. Se produce por un virus (el Coronavirus Felino, FeCoV) que, además de producir una infección gastrointestinal en los gatos, puede mutar en el individuo y producir esta enfermedad.

El Coronavirus felino es un virus aislado de forma muy habitual en gatos en los cuales vive en el intestino sin causar PIF. Sin embargo existen factores poco conocidos que hacen que el virus pase de estar exclusivamente en el intestino para diseminarse por el organismo y producir la peritonitis infecciosa.

Se considera que en gran medida el estrés,  la edad, el estado inmunitario, etc. pueden estar detrás de la mutación del virus FeCoV y con ello de padecer la peritonitis infecciosa felina.

¿Cómo contrae un gato el Coronavirus (FeCoV)?

Entre los gatos es muy frecuente la presencia del Coronavirus (hasta el 100% de los gatos de grandes colectividades como en refugios). Esto no significa que estos gatos vayan a padecer peritonitis infecciosa, ya que el virus no ha mutado en ellos.

La vía principal de contagio es la fecal-oral, es decir mediante la contaminación de comida o aguas por heces, en su acicalado diario etc. Tras la infección existen animales que excretan el virus durante un tiempo al medio ambiente, tras ello seguirán infectados sin expulsarlo, aunque podrán volver a expulsarlo tras contagiarse nuevamente de otro animal.

Este tipo de virus en condiciones normales provoca un cuadro clínico de tipo gastrointestinal. No sólo es frecuente en gatos sino también en el perro, siendo en la mayoría de los casos una infección autolimitante, es decir, el individuo es capaz de acabar con la infección sin problemas.

El virus muta por circunstancias no bien conocidas, pudiendo infectar otras regiones del cuerpo y producir los efectos de la peritonitis infecciosa. Por ello el diagnóstico buscando el virus es poco eficaz, ya que muchos de estos animales lo presentan o lo han sufrido en la forma intestinal.

¿Cuáles son los signos clínicos de la peritonitis infecciosa felina?

Lamentablemente as alteraciones son muy diversas, por lo que no podemos hablar de unas pocas.

Existen dos formas de enfermedad; la húmeda (caracterizada por acumulación de líquido en las cavidades corporales) y la seca donde esto no se presenta.

En la mayoría de los casos se produce:

  • Letargia
  • Sintomatología neurológica.
  • Dificultad para caminar
  • Pérdida de apetito.
  • Dificultad para respirar (si es forma húmeda y se acumula líquido en el tórax).

La enfermedad progresa con relativa rapidez. La forma seca es un poco más lenta que la húmeda aunque el desenlace de ambas es fatal.

Debido a la dificultad para determinar que un Coronavirus haya mutado o no, el diagnóstico habrá de hacerse basado en la sintomatología clínica, aunque esto no excluya hacer pruebas de diferentes tipos para descartar otras enfermedades.

¿Tiene cura? ¿Cómo se previene la PIF?

La Peritonitis Infecciosa Felina es mortal en el 100% de los casos - Twittealo! , sólo se puede mitigar el sufrimiento del animal y evitar que progrese con rapidez mediante terapia de soporte. Existen diferentes artículos científicos que proponen diferentes terapias con resultados desiguales en sus conclusiones.cat-FIP-enfermedad

La prevención es el arma fundamental frente a la Peritonitis Infecciosa Felina - Twittealo! . Existen vacunas que han demostrado su eficacia frente a diferentes poblaciones de virus y, aunque bien es cierto que en determinadas publicaciones se cuestionan estos resultados, puede ser una buena opción, aunque no la única.

Otras medidas preventivas frente a la peritonitis infecciosa son:

  1. Evitar el contagio fecal-oral: Limpiar comederos y areneros frecuentemente y evitar que éstos estén próximos.
  2. Evitar la superpoblación: no debemos mantener colonias grandes de gatos, puede relacionarse directamente con el aumento de contagios por el Coronavirus.
  3. Mantener colonias estables: evitar la entrada de individuos dentro de las colonias sin que hayan pasado el correspondiente aislamiento en cuarentena es la clave para evitar infecciones de estas y otras enfermedades como la leucemia felina (recuerda la leucemia felina aquí)
  4. Minimizar el estrés de tus gatos. El estrés influye muy negativamente en la salud de tu gato. Es un punto fundamental frente al que has de concienciarte. Recuerda sobre qué influye el estrés en tu gato aquí.
  5. Aislar de las madres gestantes y destetar precozmente a los gatitos. También el testaje de los individuos de la colonia frente a Coronavirus puede evitar infecciones del virus y con ello su mutación.
  6. Mantener la higiene de tu gato cepillándolo frecuentemente para eliminar restos de heces y arena que puedan vehicular el virus.

Como ves la Peritonitis Infecciosa Felina es una enfermedad a tomar muy en serio, no tiene cura y puede acabar con la vida de tu gato ¡Comparte este artículo entre tus amigos y conocidos y evita que se propague la enfermedad!.

Esto es interesante…

  • Los gatos padecen intensamente el estrés
    ¿Puede el estrés afectar a tu gato? ¡Aprende a reducirlo!
  • leucemia felina
    Leucemia felina; la prevención es la clave

  • Un gato como mascota. Preguntas respondidas sobre sus cuidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.