Embarazo psicológico en perras. Pasos sencillos a seguir.

Embarazo psicológico en perras. Pasos sencillos a seguir.
5 (100%) 2 votos

 

Seguro que más de una vez has escuchado aquello de que las perras suelen tener embarazos psicológicos. Aunque suene como algo casi fantástico es una situación muy real. Los veterinarios lo llamamos pseudogestación y en este caso no es un falso mito. Sí, existe.

¿Cómo se desencadena el embarazo psicológico?

La psedogestación es una situación que se produce de forma fisiológica en las perras. Es decir, el transcurso normal de las hormonas que tienen tras su período de celo hace que lo padezcan de una forma mayoritaria (en torno a un 60%).

Suele producirse un mes y medio después de que haya terminado el celo de nuestra perra - Twittealo! . Tras el celo, si la hembra canina se ha quedado gestante, sus ovarios producen una serie de hormonas que van a mantener el embarazo y a hacer que los cachorros puedan crecer en el ambiente del útero materno. Lo que ocurre es que las perras que no están gestando también mantienen unos niveles de hormonas altos - Twittealo! , casi como si lo estuvieran haciendo. Esto hace que, naturalmente se produzca la subida de la leche como si de una mamá se tratara.

Se piensa que es algo que las perras han mantenido durante su evolución, ya que son animales sociales y forman grupos más o menos estables; de esta forma, como las hembras producen leche aunque no paran, si madre de un cachorro faltase, otra hembra del grupo podría hacerse cargo de él o ella, aumentando así las posibilidades de que el pequeño sobreviviese.

Pero que sea normal en las perras no significa que no pueda traer algunas consecuencias indeseables que debemos de controlar para tener a nuestras pequeñas sanas.

¿Qué sueles ver en tu perra si padece pseudogestación?

psedogestacionLamayoría delas veces solo vas a ver cambios puntuales de conducta. La vas a ver más cariñosa, que empieza a mostrar apego por juguetes y los adopta, aunque también hay veces que se muestra intranquila y requiere constantemente tu atención.

También puede comenzar con actitudes similares a las que se producen previas al parto, comenzar a formar nido, moverse poco de su camita en las cuales ha introducido sus juguetes.

Si tocas su abdomen puede ser que notes que se ha producido leche y que sus mamas están más grandes y algo más calientes al tacto.

Estos comportamientos suelen remitir pasados unos 10 días, pero hay algunas ocasiones en los que no pasan tan fácilmente y tiene que intervenir tu veterinario para intentar ayudar a tu mascota. Tú también puedes hacer algunas cosas que ayuden a que tu pequeña supere esos momentos.

Pero puede haber hay consecuencias

Las pseudogestaciones de las perras no suelen tener ninguna consecuencia negativa para tu pequeña, pero en algunas ocasiones eso no es así y puedes observar que la producción de leche es excesiva, acumulándose en sus mamas (ya que no hay cachorros que la extraigan).

La principal complicación de la pseudogestación son las mastitis
que es una inflamación de las mamas de tu pequeña por retención de leche,  y que puede desembocar en problemas como infecciones en esas zonas. Por ello es algo que te tienes que tomar muy en serio y tener controlada la zona, observando cualquier cambio que te llame la atención y acudiendo al veterinario si necesitas ayuda.

 

¿Cómo puedes ayudar a tu pequeña ante un embarazo psicológico?

Antes de nada hay que saber si la perra de verdad está embarazada o no. Aunque te parezca increíble hay algunos casos en los que las familias no esperan cachorritos y la mamá está gestando. Por ello te recomiendo que acudas al veterinario y hagas las pruebas necesarias que nos ayuden a descartar que tu pequeña está gestando.

Una vez descartada la gestación, como te he dicho, el embarazo piscológico suele desaparecer de forma natural y no suele se necesario que hagas grandes cosas para ayudar a que tu pequeña lo pase. Aun así, aquí te muestro una serie de cosas que te recomiendo que hagas si tu perra padece embarazo psicológico - Twittealo! :

  1. Mantenla entretenida: Si la mantienes más tiempo activa harás que se encuentre menos tiempo en su camita y eso puede ayudarle a superar esta situación. Además impedirás que se lama las mamas, por lo que evitarás que este estímulo haga aumentar la cantidad de leche que segregan.
  2. Retira los objetos que haya adoptado. Si le retiras los juguetes harás que su actitud maternal que desarrolla con ellos disminuya y con ello los estímulos para seguir segregando leche.
  3. Restringe un poco el consumo de agua durante un par de días. No debes dejarla sin nada de agua, sino disminuir la ingesta. Esto puede hacer que se reduzca la producción de leche. Algunos autores sugieren que una reducción en el consumo de alimentos puede tener el mismo efecto porque con ella conseguirás que el cuerpo sienta que debe economizar sus recursos y dejará de producir leche.
  4. Acude a tu veterinario para que te aconseje cómo puedes ayudar mejor a tu perra. Puede haber problemas como las mastitis que requieran medicinas y eso es algo que solo debes aplicar con la supervisión de un profesional.

De cualquier manera, si quieres evitar los problemas derivados del celo de tu perra y quieres evitar que sufra embarazos piscológicos y otras enfermedades derivadas de su ciclo hormonal, deberías optar por la esterilización de tu pequeña. Ese simple paso por el quirófano puede evitarte problemas como infección de su matriz y tumores mamarios de estos dos temas ya te he hablado en el blog y puedes leer sobre ellos en los enlaces.

 

¿Habías escuchado hablar sobre el embarazo psicológico de las perras? ¿la tuya lo ha sufrido alguna vez? Si te ha resultado interesante el artículo compártelo con tus amigos, puede ser que a ellos también les ayude a actuar en estas situaciones.

Si quieres, te dejo un enlace al vídeo sobre el tema en el canal de YouTube. Si te gusta ¡suscríbete!

 

Esto es interesante…

  • como cuidas al cachorro
    Un cachorro nuevo viene a casa. ¿Qué hacer? Parte II

  • Castración de las mascotas: La decisión a tomar.

  • Tumores: esos bultitos con importancia. Aprende a detectarlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.