¿Por qué me suele morder mi gato?

¿Por qué me suele morder mi gato?
5 (100%) 2 votos

 

Parece que los gatos arrastran una leyenda negra con la que cada día deben convivir. Muchas personas piensan que los gatos son animales esquivos, casi malignos, representados acompañando a brujas como si de un animal del mismo infierno se tratara.

En ocasiones esta fama va acompañada a la afirmación de que no tienen apego por su familia, llegando incluso a morder a sus compañeros humanos. Aunque te parezca una exageración, tú, amante de los gatos, seguro que lo has escuchado más de una vez y has tenido que verte una y otra vez explicando que esto no es así. Bueno en realidad, lo que  muerden a sus humanos si tiene algo de verdad y hoy te voy a contar por qué hay algunos gatos que lo hacen.

Morder y el espíritu cazador del gato

Los gatos son felinos y llevan en su lo más profundo de su carácter el carácter cazador - Twittealo! . ¿Has visto alguna vez cómo juegan los gatos pequeños? Correcto, juegan a cazarse. El juego es una forma de aprendizaje de hecho cuando su madre está con ellos también los incita a cazar su cola moviéndola de forma juguetona delante de ellos.

Con el juego de persecución y presa aprender cómo esconderse, cómo acechar e incluso cuál es la intensidad con las que deben lanzar sus mordiscos hacia sus hermanitos para diferenciar lo que es un juego de lo que no lo es.

Nuestros gatos en casa a veces no han tenido esta socialización porque han pasado poco tiempo con sus hermanos de camada o con su mamá, por ello es posible que no sepan cuál es la fuerza que deban de usar para jugar con nosotros.

Juegos peligrosos

Posiblemente cuando tu gato era muy pequeñito jugaste con él. Era muy gracioso ver como te perseguía y cazaba los pies o las manos. A los gatos estos juegos les encantan y les ayuda a agudizar el ingenio. Pero, claro está, si desde pequeñitos se han acostumbrado a unas normas de juego contigo, no se las puedes cambiar a mitad del partido. Por ello te recomiendo que no les enseñes a jugar con tus manos cuando son pequeños, porque esto puede hacer que lo identifiquen como un juguete y que repitan su actitud cuando sean mayores.

Evita que se acostumbren a tus manos utilizando juguetes que les llamen la atención. Ya te he comentado en este post sobre cómo combatir la obesidad felina que les encantan los juguetes con plumas ya que vuelan y eso hace que sean entretenidas en impredecibles.

Pueden morder cuando no quieren más compañía.

gatos que muerden a sus dueñosAsúmelo, un gato no es un perro. Los gatos son animales fantásticos por esa personalidad que tienen y que hacen que te enamores de ellos. Pero esa personalidad también los hace muy dueños de su espacio (y del tuyo de paso también). Por ello puede ser que cando no quieren más caricias su respuesta sea morderte o revolverse para marcharse de tu lado… no se lo tengas en cuenta, él o ella te sigue queriendo igual.

También puede ser que se vean abrumados por muchas caricias, que estas sean muy rápidas o muy bruscas y que no les guste, por lo que respeta su decisión de decirte basta.

Además hay zonas en las que no les gusta el contacto. Como norma general, nunca le acaricies la barriga. Ésta es una zona que no les suele gustar a la mayoría de los gatos; y si quieres acertar, la cabeza o la zona donde nace el rabo (al final de la espalda) suele ser un éxito seguro. Por supuesto, no todos los gatos tienen los mismos gustos, por lo que no te tomes esto como una ley.

Tu gato puede morder por amor.

¡Ah! ¿No lo sabías? Es una conducta muy extendida en lo gatos, tanto que los angloparlantes (que ponen nombres a todo) lo llaman “Love Bites” o mordiscos de amor. Podemos entenderlo como una forma en la que “te devuelven” el amor que les das - Twittealo! . Suelen ser pequeños mordisquitos que no duelen ni son violentos, pero en ocasiones pueden volverse algo mas salvajes. Ante esto, intenta dejar de acariciarlo o reducir la intensidad de tus caricias.

Por supuesto cualquiera tiene un día malo.

Por supuesto, tu gato puede mostrarse algo arisco por miedo o tras una situación que haya resultado muy estresante para él. Es clásico que los gatos se escondan, por ejemplo, al volver del veterinario. No lo saques de su escondite si no ves que le ocurre algo extraño, déjalo, porque si lo intentas, puede ser que se comporte de una forma violenta contigo y no harás más que aumentar su estrés.

Puede ser que tu gato no te muerda a ti, sino que muerda a tus visitas. Y es que, claro, estás metiendo extraños en su casa y sin preguntarle. Es normal que a los gatos no les guste esta compañía por lo que se pueden comportar de una forma violenta.

La fórmula para que no te muerda tu gato

Recopilando un poco lo dicho en el post:

Cómo evitar que te muerda

1.- Evita que aprenda a jugar con tus manos. Distráelo con otra cosa si comienza a jugar con tus manos (una pelota o un juguete).

2.- Aprende a identificaren qué zona le gustan tus caricias. Identifica los signos que te están pidiendo que pares de  acariciarlo (cese del ronroneo, colocación de las orejas hacia atrás, dilatación repentina de sus pupilas…).

3.- No le obligues a estar con algunas compañías. Si no quiere estar en algún sitio, déjalo que haga su vida. No intentes sacarlo de sus escondites si se siente incómodo a la vista de todos.

4.- Si te muerde por amor, disminuye el ritmo de tus caricias o déjalo marchar.

BONUS TRACK: Lo que has de hacer si te muerde es intentar no mover la mano, y distraerlo con otra cosa que le lances desde la otra. De esta forma evitarás que te haga más daño. ¡Ah! y nunca le regañes severamente, eso hará que se vuelva más esquivo y que vuestra relación se debilite

 

 

Esto es interesante…

  • no tatuaje gato sphynx
    No le hagas esto a tu gato
  • Gato obeso
    Obesidad en gatos.
  • Los gatos padecen intensamente el estrés
    ¿Puede el estrés afectar a tu gato? ¡Aprende a reducirlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.