¿Pueden convivir un gato y un perro juntos?

¿Pueden convivir un gato y un perro juntos?
5 (100%) 1 voto

 

Durante mucho tiempo ha existido el mito de que los perros y los gatos no pueden llevarse bien, pero con este post te ayudaré a romperlo - Twittealo!

El proceso para llegar a que un perro y un gato puedan convivir en armonía puede ser largo y difícil. Sin embargo, no es imposible y en este post te enseño 4 sencillos pasos para en vuestro hogar siempre reine la paz

¿Como lo llevan los gatos?

La verdad es que muchos gatos pueden sentirse abrumados por la presencia de perros, aunque en muchas de las ocasiones es porque no conocen al animal que tienen delante y eso puede hacer que su estrés se dispare hasta unos niveles bastante altos.

Esto no quiere decir que el gato tema siempre al perro ya que hay gatos que pueden reaccionar de este mismo modo delante de otros gatos que puedan entender como una amenaza para su integridad, su territorio o los recursos que en él existen.

Como ya te he comentado, los gatos son animales a los que les gusta tener bajo control su hábitat - Twittealo! y eso les lleva a tolerar mal visitas inesperadas.

¿Cómo reaccionan los perros?

En el caso de los perros, bien sea por su carácter o por que pueden sentir superioridad ante el gato, la reacción es normalmente menos escandalosa y no suelen observarse reacciones exageradas ni problemas de comportamiento serio.

Sin embargo también hay que tenerlos en cuenta a la hora de establecer una relación entre ambos

Consejos para hacer convivir a mi perro con mi gato:

Lo primero que tienes que saber es que no debes someter a tu gato a visitas de corta duración si no tienen afinidad con el animal que viene a visitarnos, ya te comenté esto en este post sobre las cosas que nunca debes de hacerle a tu gato. Tienes que saber que el proceso de adaptación entre dos animales que comienzan a vivir juntos puede ser muy largo, llegando incluso a durar meses - Twittealo! . Por ello no te desesperes, el proceso puede ser largo y los pasos que debes dar deben ser siempre seguros.

La socialización se dará siempre mucho mejor entre individuos más jóvenes - Twittealo! ya que no pesará sobre todo este proceso las experiencias previas que hayan tenido. También influyen otros aspectos como las razas y el carácter de cada uno de los animales, por lo que es algo que tendremos que observar poco a poco. 

No fuerces el contacto. Mantén las distancias y deja que simplemente fluya. Si observas mucha tensión en el ambiente, abandona este intento y pruébalo más adelante

1.- Mantén las distancias

Antes de presentarlos tienes que dejar que se vayan acostumbrando a los olores del otro - Twittealo! . Para ello debería de haber una separación física entre ellos. Lo “facil” es encerrar al gato en una habitación, sin embargo, el animal que debe ocupar ese lugar es el que esté entrando después en casa. Es decir, deja al nuevo inquilino en una zona más restringida, esto hará que se vaya acostumbrando a la nueva familia; favorecerá el contacto posterior con el animal más veterano en la casa.

Este proceso puede durar una de 5 a 7 días . Durante todo este período puedes ayudarte de feromonas sintéticas tanto caninas como felinas para facilitar el proceso y reducir las dosis de estrés.

2.- Controla el primer contacto, la base para convivir

Perro convive con gatoNadie puede saber cómo van a reaccionar. Por ello te recomiendo que mantengas al perro bien sujeto con su correa y permitas que sea el gato quien vaya teniendo la iniciativa. No sujetes al gato fuertemente entre tus brazos para acercarlo al perro, puedes transmitirle estrés y además si intenta escapar podría lastimarte o incluso lastimarse él.

No debes permitir que haya mucha excitación, sobre todo en el perro ya que puede hacer que el gatito se asuste de él, por ello deberás mantener un ambiente relajado y calmado en todo momento.

Tras este primer contacto, será recomendable que vuelvas a separarlos. Este será un ejercicio que deberás de ir repitiendo en varias veces al día durante varios días, de esta forma irás permitiendo que se vayan conociendo poco a poco y evitarás que sientan la imposición de estar juntos.

Permite que tu gato que siempre tenga una vía de escape disponible - Twittealo! , así evitarás que se sienta encerrado y forzado a estar con el perro en todo momento, reduciendo el estrés.

3.- Haz que todo el entorno sea adecuado: comedero, arenero y refugio.

No temas usar las feromonas que calmen a los dos animales en el ambiente, esto permitirá que se sientan menos inseguros.

Utiliza areneros cubiertos para tu gato - Twittealo! (quítales la puerta oscilante para ayudarle a que lo use) Así se encontrará más protegido y evitará que el perro pueda sorprenderlo en un momento tan delicado como es estar en el baño.

Un arbol rascador Evita que el perro entre en competencia por el alimento con el gato. - Twittealo! Sube a una cierta altura el comedero del felino y evitarás que el perro pueda trepar y comerse su comida .

Asegúrate que siempre haya un lugar que tu gato pueda encontrar seguro como un árbol rascador - Twittealo! o una cama cubierta para que pueda resguardarse si se siente incómodo.

 

4.- Controla siempre al perro

Si debes mantener la disciplina, deberías intentar que fuese el perro al que reprendes si hace algo mal. Recuerda que regañar a tu gato puede hacer que su estrés aumente y que comience a tenerte miedo.

Evita ruidos fuertes y regañarle con voz alta. Así ayudarás a controlar la calma.

Piensa que si estás presentando un gato adulto o incluso un gatito a un cachorro canino puede ocurrir que la naturaleza juguetona (y algo más torpe del perro) le lleve a estar más ansioso por explorar al gato o querer jugar con él por lo que podría llevar a que el gato se asuste - Twittealo! . Tenlo siempre en cuenta.

 

5.- Ejemplos prácticos

Un perro entra a la casa de un gato

En este caso, puede ser interesante que el primer paso del post se realice alternando la habitación con algún tipo de jaula que permita que el gato vea al perro. De esta manera, aunque inicialmente la reacción del gato pueda ser hostil, poco a poco aprenderá a ignorar al perro, dejará de prestarle demasiada atención e irá acercándose más a la jaula del perro.

También te recomiendo que saques al perro de la jaula y, bien sujeto, sigas el paso dos del post.

Después de todo este proceso, tienes que, como siempre preparar bien el entorno. Este paso es fundamental en este caso, ya que el gato ya tendrá establecido su organización en casa y un perro podría desestabilizarla de una manera importante.

Un gato entra en la casa de un perro

Este paso será siempre más sencillo si el gato es pequeño, pues no pesará tanto su experiencia previa en el contacto con otros animales. Como siempre, cuando llega un gato a casa debes de comenzar por dejrlo en un espacio pequeño de la casa, esto aumentará su confianza e irá permitiendo que su adaptación con su nuevo hogar sea mejor.

Poco a poco él intentará explorar nuevas zonas de la casa, lo podrás ver porque te llamará desde el otro lado de la puerta o verás la sombra de sus patitas por debajo de ella cuando te acerques . Este momento te está comenzando a indicar que el pequeno está listo para salir al mundo exterior. Sin embargo, antes de nada, te recomiendo que comiences a compartir objetos como mantitas entre uno y el otro, así se familiarizará con el olor de su nuevo compañero de hogar.

El primer contacto siempre lo tienes que realizar como te he comentado en el paso 2, aunque  si el gatito es pequeño será todo mucho más rápido, ya que después de conocerse, él organizará su entorno teniendo en cuenta al perro.

 

Espero que tengas suerte y que puedas llegar a que tus pequeños tengan una convivencia perfecta, sin embargo este proceso es muy lento y puede llegar a ser frustrante. Deberías ser muy persistente y no cejar en tu empeño de que se lleven bien. Sin embargo, el simple hecho de llegar a que se toleren o incluso se ignoren (aunque esto no suponga que tengan una relación muy estrecha) es un éxito, al fin y al cabo nadie puede obligarlos a ser amigos si no quieren serlo.

Si te ha gustado y crees que puede ayudar a algún familiar o amigo, comparte este artículo y siscríbete al canal de Youtube para no perderte nada.

 

 

 

 

Esto es interesante…

  • cuidado en el gato
    ¡Conviértete en cat friendly! Aprende a convivir con un gato
  • como cuidas al cachorro
    Un cachorro nuevo viene a casa. ¿Qué hacer? Parte II
  • Comienza a cuidad tu cachorro
    Un cachorro nuevo viene a casa. ¿Qué hacer? Parte I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.