¡Conviértete en cat friendly! Aprende a convivir con un gato

¡Conviértete en cat friendly! Aprende a convivir con un gato
5 (100%) 1 voto

 

Muchos somos cat friendly ¿cómo no vamos a querer a los mininos? ¡Lo tienen todo!: Los gatos son inteligentes, curiosos, independientes y cariñosos, hasta algo torpes en algunas ocasiones. Todo eso está muy bien pero ¿tú actúas bien con tu gato? Querer a los gatos no es sinónimo  de saber qué necesitan. Por ello en este post te doy los principales puntos que nunca debes olvidar si quieres convivir con un gato - Twittealo! .

5 puntos que no puedes olvidar para convivir con un gato.

Si recuerdas, en muchas ocasiones en el blog te he hablado sobre cuidados de las mascotas, recuerda aquí los cuidados generales del gato y los cuidados específicos de los gatitos cuando llegan a casa.

En esta ocasión vamos a hablar sobre todas aquellas actuaciones que tú puedes hacer en casa, que van a prevenir el estés felino y van a ayudar a que tu gato se encuentre mejor tanto dentro como fuera de casa.

Lo primero, la salud de tu gato.

cuidado en el gatoCuando una persona tiene un gato, lo normal es que piense que si su gato padece alguna enfermedad, se dará cuenta si su gato está o no enfermo.

Este planteamiento está posiblemente influido por la visión canina de la salud de las mascotas que indirectamente hemos aceptado todos y que todos hemos compartido con el tiempo. En el caso de los gatos es un grave error en el que no debemos caer.

Un gato en la naturaleza es un depredador, un animal que mantiene un territorio frente a rivales y que no puede permitirse el lujo de parecer enfermo. Es por este planteamiento por el que no expresan sus enfermedades al inicio, sino que las esconden para no parecer débiles ante sus rivales. Nosotros no somos rivales pero para nuestro gato, somos sus compañeros de hábitat, y nos ocultarán del mismo modo su estado de salud con frecuencia.

Por ello cuando un felino muestra una enfermedad, es porque ésta se encuentra, con frecuencia, avanzada y es muy importante que actúes rápido. En resumidas cuentas, un gato esconde su sufrimiento hasta que no puede aguantarlo más. - Twittealo!

Por todo esto, mi consejo es que  si tu gato tiene más de 7 años, lo lleves al veterinario al menos una vez cada seis meses y le hagas un chequeo completo de salud (analítica, radiografía, ecografía…) o al menos una vez al año si son jóvenes. De este modo vas a prevenir problemas en el futuro.

¿Tu gato juega?

Un gato juega de forma natural. Juega a cazar, a sentirse depredador. Debes de facilitar el juego con tu mascota como un arma contra su obesidad - Twittealo! (recuerda que ya te hablé de la importancia del juego otro post). Construye para él un rascador, o simplemente dale una caja de cartón, tu gato será feliz, tendrá menos estrés y estará delgado ¿qué más quieres?

Si además le proporcionas juguetes que suministren alimentos harás que no le quede más remedio que moverse para comer y eso va a repercutir en que permanezca más activo.

Si tu gato no juega puede estar escondiendo un problema de salud - Twittealo!  como la artrosis felina. Es un problema muy frecuente y casi nunca acudís a la consulta por él, ya que lo único que veis es que vuestro gato no salta, no juega o no se sube igual que antes a las superficies. Si eres de esos que piensas que ya no lo hace porque es un poco mayor, acude a tu veterinario y posiblemente detecte un problema que con medicamentos para reducir el dolor se pueda paliar, haciendo más feliz a tu compañero felino.

¿Cómo ordenas su casa?

  1. Limpia el arenero de tu gato de forma habitual, tenlos en número suficiente en función al número de gatos que convivan, aléjalo de la zona de comida… recuerda todos estos trucos en este post sobre areneros.
  2. Diferencia sus zonas; ten una para comer, otra para el descanso y el juego, otra para hacer sus necesidades… Los gatos no suelen hacerlo todo junto y muchos desarrollan conductas extrañas o defecan en lugares inapropiados porque no hemos distribuido bien sus espacios. ¡Piénsalo! esta puede ser la causa de que tu gato no haga las cosas “bien”.
  3. Separa los comederos de los gatos que convivan en tu casa. Los felinos, habitualmente no se encuentran cómodos si otro come al su lado, por lo que ésta puede ser una fuente muy importante de estrés.
  4. Asegura que no pueda sufrir ningún accidente. Mantén las ventanas de tu casa con mosquiteras o redes para evitar el síndrome del gato paracaidista. Si quieres más información sobe este síndrome de los gatos, te dejo este enlace al artículo del blog.
  5. Ten especial cuidado en los cambios bruscos, cambios de mobiliario, mudanzas o limpiezas con productos agresivos de sus zonas, recuerda que su sistema urinario puede sufrir con el estrés y desarrollar un FLUTD.
  6. Enriquece la casa con feromonas felinas, es la mejor forma que tu gato se encuentre feliz y padezca menos estrés. Redúcelo con estos sencillos trucos que ya te presenté.
  7. Finalmente, no impidas a tu gato salir al jardín si está acostumbrado a ello; el aire fresco nunca hizo mal a nadie.

 ¿Cómo sacas a tu gato de casa?

Playing_cat-gato-juego-mascota-obesidad-felino-dom-C3-A9stico-veterinario-hierba_gatera-juguetes-consejos-ejercicio-actividad_f-C3-ADsicaNo hagas del transportín una caja de tortura. Haz que sea algo amable y transpórtalo con seguridad. Es algo en lo que insisto mucho y que puedes aprender a hacer si sigues estas recomendaciones sobre el uso de transportín (Recuérdalas aquí).

Cuando vayas al veterinario, conduce despacio, asegura su transportín para que no vaya dando bandazos. Una vez en la sala de espera, no lo pongas en el suelo; ponlo en tus piernas o bien en una superficie elevada. Tampoco debes dejarlo junto a un perro u otro gato que esté esperando; aprende que sus espacios son muy importantes y que muchos mensajes son transmitidos por las feromonas felinas sin que te des cuenta - Twittealo! . Una vez en la consulta, mantén su cara hacia ti; si el veterinario lo mira de frente, puede ser tomado por tu gato como un desafío y puede significar el inicio de una experiencia tortuosa en la que ninguno de los dos quiera volverse a ver.

Como ves, hay muchas formas de convivir con un gato, tú debes ser el que haga que la convivencia sea agradable y el que haga que su estrés sea mínimo. ¿Qué cosas hacías bien? ¿Cuáles mal?

Si tienes amigos cat friendly hazles este test y comprueba si su relación con los felinos puede todavía mejorar más. ¡Comparte esta información por su bienestar!

Esto es interesante…

  • Los gatos padecen intensamente el estrés
    ¿Puede el estrés afectar a tu gato? ¡Aprende a reducirlo!

  • ¿Relacionas el estrés y la orina en tu gato?

  • Un gato como mascota. Preguntas respondidas sobre sus cuidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.