¿Debemos regalar animales en Navidad?

¿Debemos regalar animales en Navidad?
5 (100%) 1 voto

 

Se acercan las fechas navideñas en las que todos hacemos y recibimos regalos y otra vez tenemos la obligación de concienciaros sobre el mismo tema ¿Debemos regalar cachorros por Navidad?

Seguro que si estás leyendo esto sabes la respuesta obvia: no debemos regalar animales en navidad - Twittealo! . Pero no debe serlo tanto cuando año tras año se siguen repitiendo las cifras de abandono de los animales regalados por estas fechas; y es que cerca del 40% de los animales que se regalan por Navidad terminan siendo abandonados - Twittealo! .

La cifra es escalofriante y nos pone los pelos de punta a todos los veterinarios y personas que están comprometidas con llegar a erradicar este problema. Por esto, este artículo se hace imprescindible año tras año. En este artículo quiero poner el foco en los diferentes aspectos que llevan a querer regalar animales en Navidad y por qué no es algo positivo.

Los animales no son cosas

Los animales no deben ser considerados como cosas. Poder regalarlas a una persona que no decide conscientemente que quiere acogerla en casa hace que se perpetúe esa idea en la mentalidad colectiva.

El problema de esto es que al regalar animales estamos igualándolo a otros bienes de consumo y pasamos por alto las responsabilidad que conlleva tener a un ser vivo a cargo ya que, al contrario de un objeto, va a necesitar atenciones durante toda su vida y nosotros somos los responsables de cubrirlas las 24h del día.

La búsqueda de la belleza en un cachorro

La belleza al elegir a un animal de una determinada raza tiene sus inconvenientes y la búsqueda de la perfección, individuos perfectos externamente, implica varias cosas que quizás no te plantees:

  • No la buscas por lo que represente para ti sino por cómo luzca su aspecto físico.
  • El canon de belleza de una raza suele ir acompañado de una alta pureza, habiendo sido necesario cruzar animales que fueran muy similares entre sí, incluso parientes. Esto produce que haya características que se fijen mucho en los individuos, tanto las buenas (estéticas) como las malas (ocasionan problemas para la salud). Por ello existen razas que tienen muchos problemas de salud congénitos derivados de años y años de cruces indiscriminados buscando unas determinadas características estéticas.

 

Los cachorros pueden ser adorables, de hecho todos los son, y no necesitan ser de marca ni tener una etiqueta con una raza colgada de su oreja.

La industria del sexo: madres reproductoras.

Basta con darse una vuelta por Internet y ver qué cantidad de criadores con elevadas sospechas de ser legales, existen en la Red.

Muchas personas han decidido dejar de trabajar y de valerse por sí mismas para pasar a vivir de la explotación de las mamás. ¿Qué hay detrás? un mercado incansable que busca comprar y a casi cualquier precio animales de raza.

Ver cómo una perra (generalmente suelen ser perras) es obligada a reproducirse una y otra y otra vez es frustrante. En muchas ocasiones, los cambios producidos en las razas para que sean más estéticas las crías han dado lugar a que las mamás no puedan parir de forma natural y tengan que ser sometidas a cesáreas cada vez que quedan preñadas.

Todo esto, a parte de ser repugnante por la explotación que supone de los pobres animales, resulta innecesario ya que sólo obedecen al egoísmo de las personas que buscan que su mascota sea perfecta por fuera.

La solución ¿La adopción?

Sí, estamos a favor de la adopción. Es la forma en que podemos ayudar a una gran cantidad de animales que se encuentran en malas condiciones a que disfruten de una segunda oportunidad. Pero esta no es la solución, no puede serlo si el fin va a ser regalar el animal. La única posibilidad de luchar contra todo esto es la tenencia responsable, conociendo las obligaciones y cuidados que necesita un animal.

Por ello, antes de decidirte si vas a adoptar un animal estas navidades, párate y piensa si puedes atenderlo y cuáles van a ser tus obligaciones. Asegúrate antes de adoptar una mascota que  no haya personas alérgicas - Twittealo!  y que quepa en tu casa y nunca adoptes por impulso o porque lo pida el pequeños de la familia. Medítalo antes y piénsalo poniendo pros y contras.

Compartir la vida con un animal no puede ser el impulso de un día. No debes de regalarlo, deberías de adoptarlo tras valorar bien qué supone para el resto de la familia.

Acude al veterinario para informarte antes de tenerlo de cuáles serán los cuidados. Parece increíble pero en mis años de profesión, nadie ha acudido a mí antes de adoptar un pequeño para preguntarme cuáles son sus necesidades.

Haz números, muchos números, piensa lo que te supone en tiempo su cuidado. Piensa también qué supone económicamente tenerlo en casa y no lo adoptes si tienes cualquier duda sobre si vas a poder mantenerlo.

Esperamos que este articulo no tenga que volver a ser escrito y que cuando la sociedad tome consciencia sea visto como algo del pasado en poco tiempo pero está en manos de todos que así sea. Te hablamos de este tema en un vídeo en el canal. Míralo aquí debajo y suscríbete si te gusta:

Aquí tienes nuestro vídeo en YouTube:

 

 

 

Esto es interesante…

  • perro intoxicado
    Qué hacer si tu mascota se intoxica
  • gatos en colonias
    Colonias Felinas ¿el método CES es la respuesta?
  • Los gatos padecen intensamente el estrés
    ¿Puede el estrés afectar a tu gato? ¡Aprende a reducirlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.