Un Bulldog como mascota: cuidados habituales.

Un Bulldog como mascota: cuidados habituales.
¡Vota este post!
El Bulldog es una de esas razas que sufrieron un boom hace algunos años y que se ha ido manteniendo con el paso del tiempo.

El Bulldog francés constituye una de las razas más frecuentes en la clínica habitual; y es que estos pequeños con su carácter afable y su expresión simpática hacen que cualquiera pueda enamorarse de ellos.

Bulldog InglesSin embargo, existen algunas consideraciones que has de tener en cuenta antes de poseer un bulldog - Twittealo! , ya que la intensa selección genética de los mismos ha hecho que existan determinadas características muy fijadas, habiéndose además fijado genéticamente el padecimiento de ciertas enfermedades congénitas y muy habituales en los individuos de estas razas.

Su origen se encuentra en Inglaterra (tanto del llamado inglés como del francés) y en origen eran razas mucho más grandes y dedicadas, tristemente, a las peleas de perros. Poco a poco se fue reduciendo su tamaño, cambio más acusado en el Bulldog francés que en el inglés y se fueron seleccionando caracteres más afables con el fin de dedicarlos a la compañía.

¿Qué has de tener en cuenta a la hora de tener un Bulldog?

Son excelentes mascotas aunque pueden presentar patologías congénitas frecuentemente:

Problemas dermatológicos:

Sobre todo aquellos Bulldog de capas (color del pelo) blancas suelen estar predispuestos a desarrollar problemas relacionados con la atopia. Si recuerdas, la atopia es el desarrollo de una reacción del sistema inmunitario antes sustancias aparentemente inocuas. Estas reacciones de alergia pueden ser a estímulos alimentarios o ambientales. Requiere un completo estudio para poder determinar de donde pueden proceder. Recuerda más sobre la atopia aquí.

Problemas articulares:

Muchos Bulldog suelen tener problemas en sus rodillas - Twittealo! . La luxación de rótula, de la que ya hemos hablado en la web, es una patología frecuente en el Bulldog. Solemos apreciar una cojera no constante, sino que existe un acortamiento en el paso en determinadas ocasiones. También se puede apreciar cuando corren, que lo hacen “a tres patas” sin apoyar la extremidad afectada. Recuerda más sobre la luxación de rótula aquí. 

Alteraciones respiratorias. Síndrome del braquicefálico.

Esta palabra (braquicefálico) hace referencia a las razas que presentan la cara chata - Twittealo! , el hocico corto y la cara ancha. Como todas las patologías de las que aquí hablamos, no son exclusivas del Bulldog sino que muestran una determinada predisposición, que también se ve en Pug, Shih Tzu, Bóxer, etc. Se trata de síndrome que incluye varios procesos relacionados con una dificultad en el tránsito del aire por las vías aéreas. Esta es la causa por la que estos perros sean propensos al ronquido. Aprende más sobre el síndrome del perro braquicefálico aquí.

Problemas en columna vertebral:

En muchas ocasiones, los Bulldog padecen de patologías relacionadas con la columna vertebral - Twittealo! . La columna vertebral está formada por vértebras; unos huesos con un agujero, que al disponerse uno tras otro, conforman el canal medular. Por este canal discurre la médula espinal, que lleva la conducción nerviosa del encéfalo a todo el organismo. De este canal salen nervios que serán los encargados de llevar las órdenes dadas por el encéfalo a todo el cuerpo.

Bulldog francésEn el caso de los Bulldog, debido a la selección genética, existen alteraciones recurrentes, como la presencia de hemivértebras y vértebra de transición (vértebras que durante el desarrollo del organismo no se han conformado adecuadamente); espina bífida y la predisposición al padecimiento de hernias de disco intervertebral son otras de la patologías frecuentes.

Alteraciones reproductoras:

Nuevamente, la selección ha hecho que el Bulldog sea una raza con dificultades en el momento del parto - Twittealo! , haciendo que sean frecuentes las cesáreas por distocias (partos que no se producen por el procedimiento habitual). En muchas ocasiones existen cachorros poco viables como los denominados cachorros de agua o anasarcas, con varias patologías asociadas de forma congénita.

Alteraciones oculares:

Debido a la morfología de su cara y a la prominencia de sus ojos, son frecuentes las úlceras en su córnea debidas en muchos casos a un descenso en la producción de la lágrima o Queratoconjuntivitis Seca (QCS). Cuida muy bien sus ojos y vigílalos en todo momento.

Como ves, el Bulldog es una excelente mascota por su carácter, pero suele requerir unos cuidados y atención frecuente por parte del veterinario que debes de estar dispuesto a asumir  en el caso que se produzca.

Si tienes un Bulldog, pregunta a tu veterinario si quieres tener más información e intenta que las patologías frecuentes (aunque puedan estar de forma congénita en tu mascota) no te sorprendan y puedas al menos paliar sus efectos.

¿Qué te ha parecido? ¿Tenías idea de estas patologías? Si conoces a alguien con un Bulldog, comparte esta información, puede serle útil.

Esto es interesante…


  • Las dietas en mascotas ¿Qué hay de menú?
  • Perro_cojera
    Los secretos de la cojera en perros pequeños. Miramos su…

  • ¿Qué es la Dilatación Torsión Gástrica? ¡Actúa deprisa!

2 comentarios

  1. Muy cierto, de hecho uno de las razones del exito de los seguros de salud para perros, es que las enfermedades ocurren, pero más en los perros de raza. Esto unido al avance de la medicina veterinaria, lo cual ha hecho que haya mas y mejores tratamientos, lo que lleva unido a un incremento del coste de esos tratamientos.

    • Cierto es, Juan. Los animales de raza suelen sufrir enfermedades fijadas por sus genes, por ello hay que conocerlas y saber si tendremos que actuar.
      Afortunadamente la medicina preventiva nos ayuda con su manejo, evitando situaciones de emergencia y ayudando a paliar sus efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.